viernes, 25 de abril de 2014

Romance en la pizzería (10)

Jueves 8 de Julio
Peralta: Hey.
Torrecita.
Miss Valery: ¡Ay, chingadamadre!
¡No me digas así!
Peralta: No me regañes.
Miss Valery: Odio que me digas Torrecita.
Peralta: Oye.
Ya no suena esta madre.
Miss Valery: ¿Qué madre?
Peralta: El messenger.
Miss Valery: Jajajajaja.
Peralta: ¿Por qué te ríes?
Miss Valery: Que bárbaro.
En lugar de que me digas... Hola. Valeria, querida.
¿Cómo estás?
¿Cómo te fue en el hospital?
Peralta: ¿Hospital?
Miss Valery: ¿No te dijo Pepe?
Peralta: No. No lo he visto.
¿Qué te pasó?
Miss Valery: Me noqueó la pendeja de la China.
Jajaja.
Peralta: Noooo.
Jajajaja.
Pues qué le hiciste.
Miss Valery: Eso es lo peor.
Que no le hice nada.
Peralta: ¿Se agarraron a golpes?
Miss Valery: ¡Nooo!
Estaba en la cocina platicando con Mariana y de repente la China me empezó a joder.
O sea, yo decía algo y ella me repelaba. Al principio no le di importancia, pero luego dije qué mosca le picó a esta pendeja y por qué su onda marciana.
Peralta: Jajajajaja.
¿Y luego?
Miss Valery: Le pedí que no se metiera en mi plática, pero siguió jorobándome el alma.
Como ya me tenía harta me acerqué a pedirle que me dejara en paz.
Y cuando me tuvo a tiro de piedra aprovechó la oportunidad y sin decir agua va me estrelló el rodillo de la masa en la cabeza.
Me salió sangre como para una transfusión.
Peralta: ¡Demonios!
¿Por qué nunca estoy ahí cuando pasan estas cosas?
Jajajaja.
¿Quién te llevó al hospital?
Miss Valery: Hmmm...
La verdad no sé.
Cuando abrí el ojo ya estaba en urgencias.
Peralta: Que historia.
Miss Valery: Y todo fue porque el flaco del yogurt dijo que yo le gustaba y la China, que tiene onda con él, se molestó.
Pero pues yo quéeee???
Peralta: Tú y el yogurt... ¿?
Miss Valery: Nada. Nada.
No empieces a inventar historias tú también.
Jajajaja.
Peralta: Ok... Ok.
Bueno y ahora ¿Cómo estás?
¿Cómo te sientes?
Hey.
Hey.
Contesta.
Miss Valery: Hmmm...
No me duele nada.
Tengo más drogas en la sangre de las que jamás he consumido.
Pero me hace falta un abrazo tuyo. :(
Peralta: Pide un taxi y vente para acá.
Miss Valery: ¿En serio?
¿Puedo ir?
Peralta: Sí, Torrecita.
Ven.
Miss Valery: ¡Vooooy!
Peralta: Acá te espero.