viernes, 27 de septiembre de 2013

¿No que no?

Ligue de chat. Quiere conocerme. No estoy segura de atreverme pero fijamos cita para conocernos. Su auto, en el parque a tres cuadras de mi colegio. Llego. Veo el Tsuru rojo. Me tiembla hasta el calzón. ¿Lo hago o no lo hago? Me decido de último momento. Entro al auto. Ella me ve en uniforme y se saca de onda. Le suplico que nos vayamos de ahí. Muero de miedo. Maneja unos veinte minutos hasta otro parque. Las dos en silencio. Acepto que tengo menos de 20 años. Ella acepta que no tiene 22 (tenía 32). Le digo que al menos no la voy a violar. Se ríe. Me río. La veo bien. Delgada, blanca, cabello negro, ojos super lindos y senos que quieren reventar el escote. En mi mente pienso que con esta haría de todo. Ella me dice que le parezco muy linda y todo pero que no hará nada conmigo. No quiere ir a la cárcel. Dos meses después yo le decía ¿No que no?