domingo, 18 de agosto de 2013

Soy mexicana, les dije.

Estaba en el río de Vicente López. Me prendo uno. Veo que viene un patrullero a lo lejos, lo apago y lo escondo tranquilamente. El problema es que había uno de civil que lo había visto todo y me llevaron. Soy mexicana, les dije. "Tenemos que justificar el día, quedate tranqui. En una o dos horas salís."
Estaba con el auto de renta, así que tuve que ir manejando, custodiada con 2 patrulleros y un policía adentro conmigo que quería saber qué hacía en Argentina y de paso me preguntó si tenía novio y qué boliches frecuentaba (?). 4 horas encerrada por 1.5 gr.
Por suerte no me metieron al calabozo, me quedé en el patio mirando la tele con el guardia, dos chicos que estaban por medio gramo y una chica más escuchando música con su mp3. También me llevaron al médico para ver como entré a la comisaria (por si te golpean). Un día normal, pues.