lunes, 5 de agosto de 2013

Mensajes

Estaba en el restaurante con unos amigos cuando recibí un mensaje en el móvil que me hizo sonreír. Lo contesté y recibí respuesta inmediatamente. Los mensajes iban y venían. En algún momento me di cuenta que todos en la mesa estaban callados y mirándome fijamente.
- ¿A quién le mandas tantos mensajes? -Preguntaron en coro.
Con una gran sonrisa en los labios les dije que había conocido a una persona súper hermosa, trabajadora e independiente.
- ¿Podemos ver una foto de él?
- En realidad no es “él”, sino “ella”.
Todos levantaron la ceja sorprendidos.
- ¡Queremos verla!
Fue genial que lo tomaran tan cool. El resto de la cena lo dedicamos a discutir lo linda que es mi nueva amiga.